Estas pocas palabras resumen una de las claves del XVII Capítulo general que conlleva en si un camino ya recorrido por años y, a la vez, un nuevo desafío, que parte de una comprensión actualizada del carisma claretiano (Claret-París): es un don compartido y vivido desde diferentes vocaciones para servicio de la comunión eclesial.

Así es que dando vida a un proyecto de sensibilización, motivación y formación en este cambio de paradigma, las Prefecturas Generales de Misión Apostólica y Espiritualidad impulsan diferentes acciones. Entre ellas, la convocatoria a la comisión que tiene a su cargo la creación de un Itinerario de formación para comunidades claretianas en camino con otros, que realizó su primer encuentro online ayer, 3 de junio. La misma está formada por tres laicos, Enrique Aguilera (Santiago de Cuba), Carol Vargas (Bosa, Colombia), Manuel Valdés (Pola de Laviana, España), una facilitara, María Luisa Berzosa (religiosa de las Hijas de Jesús) y dos hermanas Ana María Mandrile y Priscilla Latela.

Esta primera reunión tuvo como objetivo el conocimiento e interacción de sus miembros, la presentación global del proyecto y su meta: caminar y crecer como Familia Carismática para bien y fecundidad de la comunión eclesial, contribuyendo a la misión de Jesús de anunciar el evangelio a toda criatura.    

 

CON OTROS

Photo Albums

Volver