Imprimir

Con gozo hoy la Congregación se une haciendo memoria de la vida de esta joven claretiana, que a su tierna edad comprendió cómo Dios la invitó a recorrer el camino de la santidad. Ella nos expresa como fue movida en estos deseos...

 “He de edificar el edificio de mi santificación sobre la roca firme de la fe, del amor, de la fortificación”

Su manera de vivir el Seguimiento de Jesús, motiva nuestra vocación misionera, teniendo presente que la santidad es un horizonte común para todos. Acoger este camino va unido a la entrega de cada día, mediante gestos sencillos de amor y servicio a los hermanos.

Tenemos presente de modo especial, a las jóvenes de etapas iniciales de formación, principalmente a las junioras ¡FELIZ DIA¡

Teresita 2020