Imprimir

Sito minEl día 28 de febrero en Nueva York, nos hemos encontrado fraternalmente las representantes de los grupos de Religiosas que tienen una presencia reconocida ante la ONU.

Desde la Unión Internacional de Superioras Generales vamos estrechando relaciones para construir el trabajo en red también a este nivel de solidaridad y unir los esfuerzos por un mundo mejor. El objetivo de estas organizaciones es, por un lado, influenciar las discusiones en la ONU sobre los temas de la humanidad con los valores evangélicos. Lo hacen a través de reportes alternativos y participación en los debates. A veces lo hacen con la sola presencia y constancia trabajando por la “advocacy” (defensa) de aquellos que no tienen otra voz que haga oír su realidad. Por otro lado, son organizaciones que mantienen vivo el contacto con las bases, con todos los lugares donde se realiza la misión, para poder llevar en sus análisis datos, testimonios y experiencias, desde allí donde acontecen… hasta los foros internacionales. Un trabajo capilar, paciente.

No es exagerado constatar que los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU en proyecto hasta 2030, son frutos de sus diálogos, insistencias y participación cualificada. El diálogo tenido ha confirmado la importancia que tiene unir e interconectar el servicio directo que realizamos en nuestra misión con la presencia comprometida en los foros más amplios, en este caso el más internacional, donde las decisiones afectan el bien del mundo. De este modo, contribuir a la paz y al desarrollo integral, que dan garantía al crecimiento de la fraternidad universal, es caminar con la Iglesia, comprometida en esta vocación suprema de la humanidad (cf. Gaudium et Spes 3).

Hay alrededor de 100 Congregaciones Religiosas que tiene su presencia en la ONU. Forman coaliciones que convergen en torno a temáticas que estudian o en torno a carismas que comparten. Los Misioneros Claretianos, desde hace tres años están participando como ONG reconocida, centrados en el campo de los derechos de los emigrantes y refugiados. Es una plataforma donde como Claretianas queremos implicarnos más.

Jolanta Kafka

Sito 2 min