Imprimir

Ayer, 24 de octubre, hemos celebrado la fiesta de San Antonio María Claret, nuestro Fundador, junto con miembros de las diversas ramas de la Familia Claretiana presentes en Roma.

La celebración empezó con la Eucaristía en la Basílica Menor del Inmaculado Corazón de María presidida por el Superior General Mathew Vattamattam  y concelebrada por muchos Claretianos que están aquí en Roma.

Jolanta, nuestra Superiora General, también intervino con unas palabras sobre la vida y el espíritu de Claret, los que “no se pueden entender sin conocer el fuego del amor de Cristo que albergaba en su corazón”, y que se traducía en su amor a la Iglesia, a los pobres, a la Palabra de Dios. Claret “junto con su carisma nos dio una familia universal con el mismo objetivo de proclamar la Buena Nueva a todos” y ese mismo amor a Dios.

La fiesta continuó con la inauguración del “Museo Capilla Claret” donde se encuentran muchos objetos que tuvieron relación con la vida del Santo y una imagen de María, a la que Claret consagró su corazón, la cual parece abrazarnos e invitarnos a detenernos y hacer una pausa para orar.

La fiesta terminó con un momento de ágape fraterno renovando la alegría y el compromiso de querer ser misioneros como Claret.

DSC 3246 min         DSC 3256 min min