Imprimir

Diapositiva2

El 17 de enero celebramos el recuerdo de María Antonia París, una mujer del siglo XIX (1813-1885), que desde la atención orante a la realidad del mundo y de la Iglesia y su amor a Dios se ha sentido llamada a entregar su vida por la Evangelización y renovación constante de la Iglesia. Su carisma y espiritualidad siguen vivos. Todos cuantos encuentran en ella una luz para su camino de fe y la comunidad que ha fundado con San Antonio María Claret y la recordamos como compañera y amiga en los caminos de la vida. y Ella hoy nos repite: "Dios es Padre providente que siempre cuida de todos sus hijos". Desde esta confianza, aprendemos cada día de nuevo a mirar el mundo con esperanza.