Si, hay personas que entran en nuestra vida y cambian todo; personas por las que vale la pena parar, respirar y valorar; reconocer lo que realmente importa. Hay personas que están hechas “de oro de ley”, o brío, personas que hacen que todo tenga sentido, incluso lo que no importa. Son personas auténticas que marcan un antes y un después en nuestra vida, que llegan como soplo de aire fresco y que, si se van, permanecen como huella indeleble en nuestros recuerdos.

Así fue, así es, así será la Madre Patrocinio Giner para nosotras Claretianas. Somos su descendencia, llamadas a perpetuar su rica herencia: su fe, su entrega de vida por Cristo y su Evangelio hasta la muerte, su testimonio de servicio hecho de humildad y responsabilidad, de amor, paciencia y caridad, comprometida por el bien de la juventud y de otros seres humanos - cuestión de justicia, paz y reconciliación.

patrocinio 2

Photo Albums

Volver