sharing

"Benditas las manos que se abren sin pedir nada a cambio, sin «peros» ni «condiciones»: son manos que hacen descender sobre los hermanos la bendición de
Dios. La oración, el camino del discipulado y la conversión encuentran en la caridad, que se transforma en compartir, la prueba de su autenticidad evangélica." (Mensaje de Francisco)

 En comunión con la Iglesia acogemos la invitación y nos unimos al compromiso del Papa, como Familia Claretiana, movidos por el espíritu de S. AM Claret y MA París.

Photo Albums

Volver